¿Por qué habría de dedicarme con total pasión y conocimiento al café? ¿Qué me mueve?

Puedo imaginarme muchas razones, pero mi limitaré a compartir las más importantes:

El café es un viaje permanente - es un reto intelectual inagotable - es una fuente de encuentros con personas valiosas - es un placer.